Durante las fechas en que escribo esto, Ultimate está de aniversario. Entre septiembre de 1984 y noviembre de 1985 más o menos, la firma de los ínclitos hermanos Stamper vivió su época de máximo esplendor. Lo que ya es decir, teniendo en cuenta que desde el lanzamiento de su primer juego en 1983, la empresa representó “lo más de lo más” en cuestión de videojuegos para el Spectrum. Todo el que tenía uno en casa les consideraba, simplemente, los mejores. Y casi se pegaba de tortas por conseguir sus nuevos programas antes que nadie. Esos sentimientos alcanzaron su punto álgido tras la publicación de Sabre Wulf y no hicieron si no aumentar con los lanzamientos posteriores, alcanzando el paroxismo con Knight Lore.

La historia se ha contado tantas veces, de tantas formas y en tantos sitios que ya cansa por reiterativa, pero eso no quita para que no sea motivo de celebración. Y quise hacerlo dando pe a la participación de los lectores montando una encuesta dividida en dos partes, la primera de ellas para votar el mejor juego lanzado por la casa durante la primera etapa de su carrera.

Pero con una particularidad, que consistió en eliminar Jet Pac de la lista de candidatos porque se trata de un videojuego perfecto y todo el mundo se habría decantado por él, descartando al resto. Lógicamente, a mi modo de ver, lo que o significa precisamente que el resto de opciones fuesen a ser precisamente malas.

 

Sin votos: Cookie y Tranz Am.

Estamos precisamente ante los dos juegos más “flojos” que Ultimate publicó en sus primeros tiempos. Y nótese el entrecomillado, pues nos referimos a juegos que podrían figurar como obras maestras bajo el paraguas de otro logotipo en la portada. Pero el nivel de Ultimate era tan alto que lo que para otros serían obras maestras, para ellos eran un producto “menor”. E insisto en hacer notar el entrecomillado.

Cookie es sin duda el juego más difícil de Ultimate en esta primera época, durante la cual Chris y Tim Stamper se centraban en lanzar productos para el Spectrum de 16 Kb (a veces en formato ROM de carga instantánea para usar con el Interface 2, de los pocos que se molestaron en hacerlo) imitando el look de las máquinas recreativas que tan bien conocían. Con un desarrollo frenético y alocado, el errático comportamiento de los enemigos añadía un plus a la mentada dificultad que convirtió al juego en blanco de algunas críticas vehementes, aunque en esencia resultase muy divertido.

En cuanto a ese trasunto de Rally X que es Tranz Am, para muchos pasa por ser uno de los juegos más aburridos de la compañía Y eso que no está mal, pero carece de la chispa característica de otros juegos publicados por Ultimate en aquel tiempo.

 

2 votos: Lunar Jetman.

Estreno de Ultimate con el Spectrum de 48 Kb. ¿Y qué mejor forma de estrenarse que con la secuela de su más redondo y famoso juego hasta entonces? Aunque adoleciese de una curva de dificultad en absoluto progresiva y que empezaba muy arriba por añadidura, cuando se le cogía el tranquillo tras concederle una oportunidad era factible no solo progresar bastante, sino también divertirse a lo grande por increíble que pueda parecerle a aquellos que no lo hayan probado nunca.

 

4 votos: Pssst.

Y por fin el ganador. Justo ganador, cabe recalcar sin menoscabo del resto. Sin duda el mejor juego de la compañía tras Jet Pac en su primera etapa, y tan archiconocido y aún hoy popular que no merece la pena dedicarle una sola línea de texto más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Cerrar