“¡Que sí, caray! ¡Que esta vez voy en serio, joder!”

Hace poco más de dos años, anticipábamos en uno de nuestros artículos más celebrados la casi inminente publicación de la segunda parte de Deus ex Machina, antes más bien un remake que una segunda parte en el sentido estricto del término, y destinada ya a sacar partido de los modernos ordenadores domésticos para convertir la empanada mental de su antecesor en algo fuera de toda escala. Lo cierto es que la cosa se fue retrasando hasta que finalmente se hizo el silencio. Ni una sola noticia sobre el juego ni un solo anuncio de progresos, nada. Hasta ahora.

«Otra vez me he pasado con los chupitos de absenta, cangontó».

Hace unos días, The Punisher se hizo eco en su blog de la publicación en YouTube del primer tráiler oficial de Deus ex Machina 2, el esperado “remix” de la hoy legendaria paja mental que el ínclito Mel Croucher lanzó en 1985 a través de Automata, la casa de software de la que era fundador y propietario, que a raíz de tamaño arrebato de poh-moennidá acabó yéndose a pique. Ahora todo apunta a que los renovados delirios psicotrónicos del tito Mel van tomando forma más sólidamente que nunca, al punto de que en la web oficial se anuncia el lanzamiento del programa para este mismo 2012… aunque sin especificar fecha, Ello ha generado todo tipo de comentarios en las redes sociales, ya que el susodicho video muestra que aparentemente aún queda camino por recorrer, y puesto que Croucher tiene más cosas (y más importantes para él) de las que encargarse, la fecha de 2012 se antoja optimista. Ya veremos lo que ocurre, pero entretanto nuestro gafapasta favorito ha conseguido generar un enorme hype en torno a su criatura, incluso entre quienes no tuvieron ocasión de conocer el original para el Gomas hace casi tres décadas. Y si tenemos en cuenta el carácter absolutamente minoritario del engendro que nos ocupa, es un hecho digno de alabanza. O digno de que los demás nos lo hagamos mirar, que también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.