El Spectrum cumple cuarenta años. Con esta frase y poniendo una foto ya tendría hecho un post conmemorativo de la efeméride sin apenas dar palo al agua y recibiendo a cambio múltiples parabienes y beneficios, como cualquier comisionista español al uso.

Porque la realidad es que lo mismo escribí en su día para conmemorar el trigésimo aniversario del ordenador me serviría igualmente a día de hoy, casi en su totalidad. Pero cuarenta años son cuarenta años, y más en vista de las circunstancias. Porque la única diferencia palpable más allá de las cifras reside en que Clive Sinclair, fallecido en septiembre de 2021, ya no está para verlo desde aquí. En el resto apenas ha habido cambios. Algo sorprendente, cabría recalcar. Porque en 2012 nadie en su sano juicio habría esperado que una década después el Speccy seguiría teniendo una presencia destacada en la Red y ni mucho menos habría imaginado que se publicarían más de cien juegos al año para él, bien como lanzamientos individuales o aglutinados en torno a concursos de programación, cuya capacidad de convocatoria resulta igualmente sorprendente.

Mininos y Spectrum, combinación infalible.

Incluso la moda desatada hará cosa de un año o año y medio por las microconsolas chinas destinadas a emular sistemas clásicos, como el caso de la famosa SuperConsole X y sus diversas versiones, puso su grano de arena a la hora de dar a conocer el venerable Spectrum entre generaciones de usuarios criados en los noventa al calor de la Game Boy, la SNES o la Mega Drive. Que entre unas cosas y otras el Spectrum siga tan vivo, es algo de lo que sin lugar a dudas hay que congratularse. Poco más se puede decir (o más bien escribir, en este caso). El mejor tributo que se le puede rendir a la máquina en su cuarenta cumpleaños es volver a enchufarla (si tienes una de verdad en casa) o arrancar el emulador de turno para pasar un rato con ella. Otro más.

One thought on “40 años en la brecha”
  1. Esa foto del gatito con el spectrum es lo mejor que he visto esta semana 🙂
    Larga vida al Spectrum!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.