Ni una, ni dos, ni… Once horas, 11, de música sin interrupciones para el Commdore 64:

Como en las radiofórmulas esas que ofrecen “música sin interrupciones”, pero a lo bestia. Y en este caso con música de verdad y no de mierda, como la que se suele escuchar en las antedichas emisoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Cerrar