No es esta la primera vez que por aquí escribo sobre el Arcade Game Designer, más conocido como AGD. Cuando Jonathan Cauldwell publicó la primera versión del programa en 2008, a buen seguro pocos imaginaban que doce años después aún seguiría utilizándose en la creación de juegos para una máquina como el Spectrum, pero ahí sigue. Y no porque sea una mala herramienta. Muy al contrario, su sencillez y la adicción de mejoras en posteriores versiones, la mantienen válida hasta para crear juegos de formato comercial, que puedan ofrecerse para su venta entre el público aficionado sin el menor sonrojo, dada la buena calidad que puede otorgar a cualquier producto.

Es el caso de The Curse of Trasmoz, cuya página web demuestra lo que AGD puede ofrecer cuando se deja en buenas manos. Juegos sencillos, pero bien diseñados y “decorados” con sumo gusto. Si a esto le añadimos una presentación de lo más atractiva en su edición física, el resultado difícilmente puede ser mejor. Un entretenimiento perfecto para una tarde de domingo, como la misma durante la cual escribo estas líneas aprovechando que los gatos duermen y me dejan tiempo libre, para variar.

Aquí el Dean, con su pensamiento ocupado en un serrucho y un montón de zetas.

The Curse of Trasmoz es un buen juego; un plataformas en el que la estrategia a la hora de moverse es primordial para alcanzar nuestro objetivo: liberar un pueblo maldito. Aunque funciona en modelos de 48 Kb, la edición para los Spectrum 128 añade una estupenda música ambiental que le queda como un guante y eleva mucho la nota final.

2 thoughts on “La maldición de Trasmoz”
  1. Ciertamente es un buen juego, que sin aportar novedades a nivel técnico, resulta divertido de jugar. Y eso, dado los tiempos que correo, no es algo que se pueda decir de muchos títulos hoy en día.

    Disfruté mucho haciendo el testing, no se me hizo pesado en ningún momento y tuve la oportunidad de saborear las melodías de Beyker al mismo tiempo que el juego se iba adaptando y puliendo a lo que finalmente terminó siendo.

  2. Testar el juego debió ser toda una experiencia. Desde aquí solo puedo daros la enhorabuena, en vista del resultado final. Y que sigáis en la brecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Cerrar