Hungry Horace

¿Que no? ¡Pues claro!

Para quienes aún no hayan pillado el chiste, vaya el vídeo adjunto a continuación:

Como el juego, el restaurante, existe, por supuesto. Y no es como uno de esos locales a los que Gordon Ramsay ayuda para cerrar poco después. Hungry Horace funciona desde hace años, y por si estáis interesados en acumular tejido adiposo comiendo en él, podéis encontrarlo en Redcar, un suburbio al este de Middlesbrough. A propósito, el restaurante abre a las 8:30 horas y cierra a las 15:30. Si alguno de ustedes es miembro de la «generación mejor formada» y casualmente está leyendo esto, sepa además que Middlesbrough está en Inglaterra. Lo dejo ahí para que saque sus propias conclusiones… si es capaz.

Clásico mantra laboral español: trabajar más horas asegura mayor productividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.