El Picasso del bit

Ese bien podría ser el apelativo perfecto para F.D. Thorpe, quizás el dibujante más conocido en la historia del Spectrum. La revista Retrowiki rescató para su número uno una entrevista originariamente publicada hace años en una web inglesa. Thorpe, que era arquitecto, descubrió los ordenadores cuando ya pasaba de los cuarenta y acabó trabajando con el Speccy (y para el Speccy) por pura y simple casualidad, cuando un buen día se decidió a programar un juego de golf y se dio un bote por el cuartel general de Ocean en Manchester, ciudad donde todavía reside, para saber qué opinaban de él. Al final no sólo se lo compraron: le ofrecieron la posibilidad de currarse él mismo la pantalla de presentación del juego, e impresionados con el resultado final le ofrecieron hacer más. Acabó convirtiéndose en el facedor de buena parte de las pantallas de presentación que amenizaban los procesos de carga en juegos de Ocean y sus marcas satélites o asociadas, como Imagine, U.S. Gold o Epyx. Más de una vez esas pantallas eran de mayor calidad que el juego al que precedían.

Un ejemplo de lo anteriormente expuesto.

Aunque no fue el único que hizo esta clase de trabajos, la nutrida y muchas veces fabulosa obra de Thorpe le hizo ganarse el reconocimiento de todo seguidor del Spectrum habido y por haber. Un reconocimiento que le llevó a alcanzar fama internacional, pese a mantener un grado de anonimato tal que la mayoría no llegó a conocer los nombres que se escondían tras esas misteriosas siglas “F. D.” (Frederick David) hasta hace poco tiempo. Porque este tío no era asiduo de los medios de comunicación epocales precisamente, en una pauta de comportamiento que parecía buscada a propósito por los gerentes de Ocean, quienes parecían sentir un cariño especial por los genios tímidos y lacónicos: a Jon Ritman casi había que sacarle las palabras a tortas cada vez que concedía una entrevista; Mike Lamp y Dawn Drake se ponían como tomates cuando alguien pretendía sacarles una foto. Al menos Thorpe llegó a salir en la tele, aunque sólo para sembrar dudas sobre si en realidad era un robot en lugar de un tío de carne y hueso.

F.D. Thorpe, protagonista de la nueva versión de Yo, Robot.

Hoy tito F. D. es un septuagenario que a finales de la década de los ochenta regresó al oficio de arquitecto. Leyendo la entrevista sorprende nuevamente su parquedad de palabras y el aire de “en general me la suda” con el que despacha su etapa como creador de alguno de los mejores trabajos gráficos en la historia de los videojuegos. Teniendo en cuenta lo difícil que era hacer buenos dibujos con el Spectrum, una afirmación como esa resulta cualquier cosa menos exagerada.

Artículo relacionado: Pantallas de carga, el bit hecho arte.

6 responses

  1. Lobogris dice:

    que torpedoooooo de artista Mr Thorpe! 😉 muy buen articulo, me entretuve leyéndolo.

  2. Leo Rojo dice:

    Gracias. Mientras veáis mis textos como una forma de entretenimiento y no como un remedio contra el insomnio, es señal de que todo marcha bien :p

  3. OscarBraindeaD dice:

    Tranquilo, es bastante entretenido e interesante leer tus artículos.
    Este tío era un genio de las pantallas de carga. Aunque lo que no puedo negar es que me inquieta el parecido de la imagen de Thorpe con Chuck Norris.

    Salud

  4. Leo Rojo dice:

    La verdad es que sí, en esa imagen que he colgado se da un aire pelín sospechoso. :p

  5. bueno! esto me da una esperanza a mi accidentada y (por ahora trancada por el trabajo que ejerzo,necesario,tedioso…) carrera como dibujante… quien sabe algun dia despegue y tenga mis dias de reconocimiento como este señor. claro que me acuerdo de sus ilustraciones. aun hoy, cuando vuelvo a mis microhobbys (en papel!) me deleito viendo portadas y algunas muy buenas de este tipo (ahora sé quien es por vuestro texto).

    o quien sabe. si sigo asi estaré mas para un “Thorpe” Antonio Alcántara…

    muy buenos tus textos, como siempre.

  6. Leo Rojo dice:

    Gracias por todo. A seguir en la brecha. Ojalá acabes teniendo la suerte que mereces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Mierdas Que Me Molaban Mil

Admito que siempre me ha gustado revolcarme en la basura cultural, especialmente en lo relativo al cine, que siempre ha...

Cerrar