El guerrero número 11

El canal de YouTube The Laird ha hecho pública una clasificación con los 50 sistemas de videojuegos más importantes de todos los tiempos. Se trata de una lista confeccionada a partir de votos recogidos entre los lectores de la revista inglesa Retro Gamer, y por tanto completamente subjetiva y perfectamente discutible, dicho sea en el buen sentido del término. No obstante, me parece justa.

¿Por qué? No desvelaré más detalles de los imprescindibles por aquello de no hacer spoilers y tal, pero diremos que el Spectrum figura en la undécima posición, a las puertas del top ten. A cualquier fan del Speccy le hubiese gustado verlo más arriba, pero se trata de un puesto bastante lógico. Sobre todo viendo qué máquinas ocupan el mencionado top. Su competidor más directo a nivel mundial, el Commodore 64, ocupa la octava plaza por méritos propios, empezando por su enorme impacto comercial: en sus mejores días la cadena de montaje apenas daba a basto para cubrir la demanda pese a “tirar” casi medio millón de máquinas… al mes. Esos días, que fueron muchos y largos, permitieron vender decenas de millones de unidades a lo largo de toda la década de los ochenta (el Spectrum se quedó en torno a una decena “escasa”), y en consecuencia el Commodore 64 todavía figura como el ordenador doméstico más vendido de la historia.

Tales cifras pueden parecer mareantes, pero se quedan en nada cuando las comparamos con las de las videoconsolas japonesas más famosas. Sus cifras justifican la revolución global que protagonizaron desde 1990 en adelante, y son las que cimentaron el mundo de los videojuegos tal como lo conocemos hoy. Al lado de aparatos como la Game Boy o la Super Nintendo, el Spectrum apenas representa un grano de arena, pero ese grano sería clave para la evolución de los videojuegos y su mercado. Desgraciadamente, pocos lo tienen en cuenta hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.