Anécdotas y desbarres para la posteridad

Casi nueve años en una web dan para mucho, y cuando hablamos de algo tan geek como la retroinformática ya ni os cuento. Cuando la pasión por el Spectrum se combina con una noche de juerga y cierta anecdotilla, el resultado de escribir algo acto seguido puede llegar a ser tan delirante como el consignado en el siguiente enlace:

Leer ¿Los bichos de más de cuatro patas han de desaparecer?

Por lo que a mí atañe la respuesta es que sí, y empezando por estos. No soporto el puto marisco.

Dos apuntes para curarme en salud:

1) El texto lo escribí de un tirón la misma noche de autos, empezándolo nada más llegar a mi casa y acabándolo en menos de dos horas, cuando el reloj marcaba las seis de la mañana. Había que publicarlo lo antes posible, por imperativo moral.

2) La anécdota que cuento al inicio del relato es rigurosamente cierta. Os lo juro por  la cobertura de mi móvil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
El ciclismo es cosa de yonkis

O eso opinarán muchos a buen seguro, merced a las noticias en relación con el doping en este deporte aireadas...

Cerrar