Hace unas semanas, pateando tiendas de comics y rol por centro de Madrid, me encontré con esto:

Sí, un Pac-Man de peluche bastante simpático que no dudé en llevarme a casa pese a que, tal y como apuntó alguien, “visto desde ciertos ángulos tiene una mirada siniestra”. Otro motivo más para comprarlo, habida cuenta de que encima resultaba muy barato (luego lo vi en RetroMadrid más caro).

Ni el mismísimo Toru Iwatani imaginó en 1980 que su revolucionaria creación seguiría vigente en la actualidad, al punto de haberse convertido en un icono cultural y trascender lejos del formato para el que nació. Pac-Man y sus simpáticos (a la vez que temibles) fantasmas quizás sean los personajes de videojuego que más merchandising generan, estando presentes en todo tipo de objetos de uso cotidiano además de en las típicas camisetas. En la pasada RetroMadrid 2012 pude ver hasta un felpudo, pero era bastante más caro que pillándolo por Internet y eso me echó para atrás. Sin embargo no pude resistir la tentación de comprarme esta virguería…

…que viene a unirse a la que ya compré en RetroMadrid 2009 y que podéis ver aquí. No se puede negar que el tito Pac tiene un carisma especial que está muy lejos de degradarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Cerrar