Eso es lo que uno siente jugando con la secuela de 1942, una de las conversiones de recreativa más difíciles pergeñadas por Elite Systems Sobre todo por la locura que nos rodea en todas direcciones.

Esta es una buena forma de comprobar el etado de tus reflejos. Mike Myers demuestra tenerlos bien afinados pese a que confiesa que “una buena partida viene a durar unas dos horas”. En este caso son “sólo” 50 minutos, durante los cuales llega a acumular casi 195.000 puntos. Y todavía dirá que esta partida es mala…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Cerrar