Mikro-Gen es una de las casas de software más conocidas del Spectrum, y lo es básicamente por obra y gracia de un personaje: Wally Week.

Sobre su historia, la de los cinco juegos que protagonizó y la compañía de los alumbró ya se ha escrito bastante incluso en esta misma web, de modo que no tiene mucho sentido incidir nuevamente sobre estos temas. Tenía, no obstante, curiosidad por conocer la opinión de la gente respecto a unos juegos que, a día de hoy, han envejecido en general muy mal. Con excepción del primero, Automania, los cuatro restantes fueron creados en base a planteamientos muy de moda en su momento pero no hoy.

Con todo muchos fans del Spectrum siguen guardando un buen recuerdo de ellos (también yo, no lo voy a negar), y en virtud de eso tiene sentido organizar una encuesta donde la gente pueda expresar cual fue (o sigue siendo, que también) su favorito.  

 

Sin votos: Herbert´s Dummy Run.

El peor de los juegos de la “Saga Wally” ocupa el último puesto merecidamente. Y no porque fuese un mal programa en sentido estricto. El estreno del gran David Perry en la primera división de programadores comerciales (antes había hecho cosas, pero no a este nivel) se saldó con muy buena nota en los aspectos técnicos y visuales, pero no dejaba de ser una versión ampliada y complicada de Pyjamarama!, lo que unido al hecho de salir poco después de Everyone´s a Wally, que había marcado un hito, le ha hecho quedar como un producto “menor” comparado con el resto.

 

1 voto: Three Weeks in Paradise y Automania

Y del primer juego de Perry para Mikro-Gen pasamos al segundo, mucho más depurado en cuanto a jugabilidad y para algunos, también el mejor de la saga por eso y por ser también el más bonito de todos. Porque visualmente es una preciosidad. También supondria el punto final a las andanzas del personaje y su familia, y ni que decir tiene que lo hizo con muchísima dignidad.

 

 

Del cierre de la saga pasamos a sus inicios sin solución de continuidad. Podía haberlo hecho al revés, nombrando primero Automania y luego TWIP, pero me apetecía montar el texto con una estructura no lineal como si esto fuese el guión de Pulp Fiction. Este alocado arcade de plataformas es, en opinión de quien esto escribe, el mejor de los cinco juegos de Wally y por algo tiene su propio artículo en esta web.

 

2 votos: Everyone´s a Wally.

“El hito”, así literalmente. No ya en el contexto de esta saga sino en el del Spectrum mismo, a consecuencia de las características que lo definían y que resultaron muy innovadoras en su momento. La principal, por supuesto, la presencia de cinco personajes distintos para controlar e interactuar con el decorado y entre ellos mismos, de la cual emanaban todas las demás. El gran éxito obtenido por esta especie de versión gigante de Pyjamarama!, que tuvo hasta su propia canción, habla por sí solo.

 

3 votos: Pyjamarama!

La llegada de este juego a finales de 1984 descolocó a todo el mundo. Tras el lanzamiento de Automania pocos meses antes, nadie habría podido imaginar que su secuela sería tan radicalmente distinta. El cambio de planteamiento podría parecer un salto al vacío, pero funcionó. Lo hizo de tal modo que Wally jamás volvería a protagonizar un arcade en toda su vida. Los puzles eran absurdos y en virtud de ello el juego muy difícil, pero la simpatía que despedía y el magnífico nivel técnico del programa, distinguido por unos gráficos de primer orden, marcaron un antes y un después para el personaje y “su” compañía. En última instancia, Pyjamarama! sería el primer peldaño de la escalera que auparía a Mikro-Gen hasta el Olimpo de la historia del Spectrum.

Guste admitirlo o no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Cerrar