Para jugar en Reyes… y más allá.

 

Tetris (2021).

La maquinita del Tetris llega por fin al Spectrum tras más de treinta años, y lo hace con una versión espléndida en la que únicamente desentona la música «in game». Algo que obedece a las limitaciones del sistema (el juego es para Spectrum de 48 Kb) y no desluce el resultado final. Al contrario: tener poco menos que un calco del mítico arcade de los bares en un Spectrum al que no le falta ni la música, es algo sencillamente prodigioso.

 

Guns & Gears: 

Lo último de los rusos SaNchez Crew, que sigue en su onda. Eso significa que el juego, realizado en colaboración con el youtuber Evgeniy Suhomlin (al que ya hemos citado aquí), es excelente. Quizás se eche en falta algo de variedad gráfica y de escenarios sobre todo tratándose de un programa desarrollado en exclusiva para los Spectrum 128 (también para el Next, donde lógicamente gana vistosidad), pero se trata de una apreciación exclusivamente mía; de modo que si es usted un ofendidito, hágase un favor antes de abrir la boca para quedar como un imbécil y no se lo tome como algo personal.

 

Space Racing:

Versión para Spectrum de F-Zero, un clasicazo de la SNES. Técnicamente es estupendo, pero adolece de un problema básico imposible de evitar: es demasiado juego para un ordenador como el Spectrum. La decisión de realizar los escenarios a base de «pegotes» gráficos puede ser acertada a la hora de conseguir que el juego vaya fluido, pero termina afectando a la jugabilidad por la confusión que se genera a nuestro alrededor.

 

Nothing:

La gran sensación del último tramo de 2021, al extremo de que muchos lo dan ya como ganador del ZX-DEV Media & Demakes 2021. Nothing versiona un juego desarrollado para PC en 2019, pero incorpora numerosas actualizaciones y añadidos para ampliarlo en duración y características que no estaban presentes en la versión original. El argumento del juego hace honor a su nombre, al menos inicialmente: controlando un trozo de cosa que al principio apenas puede moverse, hay que recorrer un laberinto plagado de obstáculos recogiendo las habilidades que nos permitirán progresar en la aventura y hacer más completa la experiencia de juego. Esto último es además, literal, porque al principio apenas hay sonido, no hay música ni nada.

Aún sabiendo que no se trate de un producto absolutamente nuevo, no puede negarse la originalidad del concepto, que además muestra un nivel sublime en la parcela técnica, tras la cual figura el genio de Einar Saukas aportando un conjunto de soluciones para la compresión de datos que permiten al juego, dicho en palabras muy burdas, «descomprimirse» en tiempo real y ejecutarse de una tacada en un ordenador donde, en teoría, no podría funcionar por ocupar demasiado espacio. Eso y el uso de varios trucos más obran un milagro. Sin embargo le falta rematar la faena: aunque tiene detalles divertidos, los decorados resultan un poco simples y al ser todos de color blanco hacen que el conjunto luzca un poquito soso. Honestamente desconozco si esa parcela podría mejorarse añadiendo gráficos más coloristas y elaborados sin penalizar aspectos como la suavidad y velocidad del movimiento, que son una delicia, pero no deja de ser algo que echo en falta. Además su nivel de dificultad es, desde el primer momento, bastante alto.

 

TokiMal: 

Ese Toki que pudo ser y no fue, llega al Spectrum con otro aspecto… y treinta años de retraso.
Pero bueno, más vale llegar tarde que no llegar.

Rival Gangs:
Teniendo en cuenta las diferencias abismales que separan un PC de mediados de los noventa y un Spectrum, la reciente versión para este último de los primeros GTA(los de perspectiva cenital) es sorprendente. La cosa va de «pacificar» una ciudad en la que dos bandas rivales siembran el terror. ¿Y qué mejor forma de hacerlo que infiltrarse en una de ellas para acabar sin piedad con los miembros de la otra, ya sea a tiros o atropellándolos?
Aunque yo no jugaría con esto pudiendo hacerlo directamente con los GTA en DOSBox, es justo reconocer los méritos de Rival Gangs, un buen programa en el que al principio sólo se echa en falta un mapa que nos ayude a orientarnos para localizar armas y misiones, aunque como la ciudad tampoco es muy grande uno termina acostumbrándose a prescindir de él.

Zooming Secretary: 
Este juego fue lanzado en 2011 para NES y MD por un grupo de aficionados que hizo un gran trabajo, en especial con la versión para MD. Ahora llega al Spectrum en una conversión bastante digna que no prescinde del toque humorístico lleno de mala leche de sus antecesoras, aunque echo en falta las contestaciones de la protagonista que evidencian lo absurdo de su trabajo.

Angels: 

Tras unas semanas poniendo los dientes largos a todos, Zosya Entertainmet presentaba este juego en la Nochevieja de 2021. Curiosa mixtura de matamarcianos y «yo contra el barrio» con dos protagonistas femeninas intercambiables, cada una dotada de sus propias cualidades que las hacen ideales para luchar contra unos rivales concretos, Angels destaca por sus gráficos marca de la casa, repletos de pequeños detalles que aumentan su atractivo.

El programa es bueno, pero queda por detrás de otros lanzamientos previos de Zosya como Valley of Rains o Travel Through Time Volume 1, tal vez el mejor juego lanzado en 2021 para Spectrum. Hacerse con el movimiento a la hora de repartir estopa requiere cierta práctica porque tiene truco, y en un primer momento puede frustrarnos porque muchas veces no llegaremos a tocar al rival de turno aunque parezca que lo estamos golpeando, mientras él nos zumba como a una estera. ¿Qué quieren que les diga? Renegade y su secuela siguen siendo los mejores juegos de su clase para Spectrum, a gran distancia del resto. Y seguirán siéndolo durante mucho tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.