De eso va, más o menos, BC Bill, del cual subo una partida en la que Mike Myers alcanza la barrera de los 1.607 puntos jugando durante quince minutos. Es la mayor puntuación registrada jamás, al menos que yo sepa.

BC Bill es uno de esos pequeños clásicos de Spectrum que no siempre se recuerdan ni se valoran como merecen. Vale que el juego es algo simplón y repetitivo, demasiado para poder aguantarlo durante largos periodos de tiempo sin cansarse de él. Pero destila mucha simpatía, aun siendo un juego cuya temática lo haría imposible de publicar hoy pese a la inocencia con la que se plasma.

Y no hay más que observar el vídeo durante un par de minutos para averiguar el motivo: porque la cosa va de aporrear mujeres a garrotazos para llevárselas a una cueva de los pelos, al más puro estilo troglodita, y formar una familia cuanto más numerosa mejor, a la que, como cabeza de la misma, tendremos que alimentar con lo que cacemos por ahí para sacarla adelante. Afortunadamente el juego se publicó en 1984, lejos aún de la actual era de puritanismo censor impulsada por “ofendiditos” y demás retrasados mentales que nos ha tocado vivir. Una época realmente oscura.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Cerrar