Voy de culo

No puedo decir otra cosa tras haber pasado el rato jugando con esto:

Animador de la escena del Commdore 64, el sueco Karl Hörnell se pasa ahora al Spectrum con Scuttle Butt. Literalmente Culo trampilla, aunque a mí me gusta mas traducirlo libremente como Culo suelto. Porque ese y no otro es el protagonista de este escatologico pero divertidisimo juego.

¿De qué va? Pues imaginen que un enorme culamen peludo afectado por un ataque de diarrea crónica se les cuela de improviso en el salón y empieza a soltar mierda por todas partes. Armados con un cubo, nuestra misión consiste en ir recogiendo la mierda al vuelo antes de que nos pringue el suelo, y vaciarla en el inodoro oportunamente situado en el extremo derecho de la pantalla. La dificultad aumenta progresivamente conforme el culo va soltando mierda de forma cada vez más acelerada y compulsiva, hasta llegar a un punto en que casi resultará imposible que nuestra alfombra pueda mantenerse limpia.

Tan estrafalaria muestra de enajenación mental parece inspirada en programas de TV como How Clean is Your House? y en la manía de los británicos por alfombrar y enmoquetar hasta los cuartos de baño. Una suerte de chascarrillo, habida cuenta de la fama de guarra que tiene esta gente, donde incluso el entonces alcalde de Londres Boris Johnson recomendó a sus habitantes no tirar de la cadena después de mear para ahorrar agua. Si a esto le unimos una mecánica que es puritito Game & Watch tendremos un torrente (de mierda, se entiende) de diversión. Algo que, tal como he repetido innumerables veces, encaja de perlas en un cacharro como el Spectrum, al que le sientan de maravilla estos juegos sencillos y sin complicaciones innecesarias. Juegos capaces de enganchar inmediatamente a cualquier usuario, conozca o no la máquina.

Pero atención: esa sencillez no implica necesariamente lo mismo en otros apartados. Si algo sorprende de Scuttle Butt más allá de su fecal argumento es su impecable realización técnica. A la simpatía propia de sus gráficos, que parecen directamente sacados de un cómic (no en vano el autor es caricaturista), se une la gran suavidad del movimiento, la presteza con la que obedece nuestras órdenes, y hasta un sonido decente. Lo dicho: una Game & Watch “ciclada”, perfecta para disfrutarla durante unos minutos en un móvil o una tablet (emulador mediante) y con el puntillo extra que implica haberla desprovisto de cualquier mojigatería tradicionalmente asociada a la “Gran N”, hasta convertirla en un puro ejercicio de gamberrsmo irreverente.

Apostaría que Karl Hörnell también se inspiró para el juego en la portada del disco debut de A Palo Seko, obra de Azagra.

One thought on “Voy de culo

  1. Lo único negativo es que no se puede jugar con koystick. Las teclas 1 y 2 corresponden con las direcciones correctas, pero el 9 y el 0 están cambiadas ¿?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.