Vendiendo el amoto

Un viejo proverbio del marketing viene a decir que si vendes caramelos no debes anunciar que producen caries. Esa es la táctica que viene a utilizar, más o menos, este video producido para Sinclair poco antes de empezar la comercialización del que sin duda es mi engendro favorito de la empresa: el C5.

A lo largo de sus quince minutos de duración podremos admirar curiosidades como las pruebas de resistencia y funcionamiento de diversos componentes, tal que frenos o chasis, así como el circuito utilizado para los test de rodadura de los primeros prototipos, que incluía zonas bacheadas y en cuesta para comprobar el comportamiento del “coche” en situaciones desfavorables. No hay que olvidar que, a la mínima, hacia falta pedalear para moverse…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Fiestas a toda velocidad

Concretamente, jugando con esto: httpv://www.youtube.com/watch?v=cITHSHT_YRw Pero no para acabarlo, que no es plan tal y como explicaba hace unos años....

Cerrar