¿Tienes cinco duros?

25 pesetas, quince céntimos de euro al cambio actual, representaron una cifra mágica para numerosos aficionados a los videojuegos durante los años ochenta. Los salones recreativos concentraron una parte importante de la vida social entre los jóvenes de entonces, incluso entre aquellos no muy dados a gastarse el dinero en maquinitas, dado que eran puntos habituales de reunión para salir de marcha. La asociación Arcade Vintage, dedicada a mantener viva la memoria de aquellos antros y su contenido, presenta ahora un documental en el que algunos de sus integrantes repasan aquella época llena de vivencias en ocasiones alucinógenas. Siempre ha habido gente para todo, y en lugares donde la gente se concentraba como en una sala de juegos había lugar para toparse con más de un elemento peculiar de la sociedad, que no directamente desagradable. Otra cosa es que haya quien lo eche de menos o al menos lo recuerde con un poso nostálgico. Desde luego no es mi caso, pero eso ya es harina de otro costal.

En cuanto al docu, pues hay que decir que está bastante curioso y a lo largo de sus escasos 32 minutos de duración hace gala de una impecable calidad de edición e imagen. No ocurre lo mismo con el sonido y con la voz en off escogida para la ocasión, que es la alegría de la huerta, aunque no perderemos ripio de lo que dicen quienes desfilan por la sede de la asociación en la localidad valenciana de Petrer: un local atestado de máquinas al modo de lo que era un salón recreativo clásico, desde el que se predica la necesidad de preservar aquella forma de vida con la que muchos aprendieron a amar los videojuegos y a espabilar en su juventud, ya fuese por las buenas o por las otras.

3 thoughts on “¿Tienes cinco duros?

  1. Esa sala de juegos tiene una pinta tremenda. Y el docu tiene la duración y la temática ideales para verlo mientras comes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.