SoundBlaster para Spectrum. Bueno, casi.

De momento sólo es un prototipo, pero no por ello deja de resultar un invento curioso; un interfaz que permite que el chip SID suene en el Spectrum:

El chip SID es posiblemente el elemento más conocido y famoso del Commodore 64, y fue determinante para que este ordenador se convirtiera en el más vendido de todos los tiempos. En Europa tener un C-64 era símbolo de estatus social, en un mercado donde los ordenadores eran caros y pocos usuarios que querían tener ordenador en casa se lo podían permitir. Indirectamente fue uno de los motivos del éxito del Spectrum, más asequible pero también mucho más modesto.

El invento de Jack Tramiel siempre suscitó envidias (mayormente sanas) entre los usuarios de otros sistemas especialmente por sus cualidades sonoras, faceta en la que destacó desde el primer momento gracias al SID, uno de los primeros chips de sonido creados para ordenadores domésticos. Sus prestaciones, adelantadas a su tiempo, resultaban excepcionales y sin parangón con casi nada que se pudiese comprar, siendo el sueño dorado de cualquier aficionado a la música. Todo lo contrario que en el voluntarioso pero limitado Speccy.

Imágen de un clásico MOS Tecnology SID de «segunda generación» producido a partir de 1986.

Ya veremos en qué acaba este intento de arrejuntar el Spectrum y el C-64 por los extremos de la cuerda, dándole al sordo la posibilidad de dirigir una orquesta sinfónica. Puede que a algunos puristas del Spectrum no les termine de convencer la idea porque desvirtúa una parte de su esencia (ese sonido “a lata” tan peculiar), pero al menos a mí no deja de llamarme la atención.

Y no, no parece que sea una inocentada.

Aunque seguramente las hubo mejores, la música de Krakout en su versión para C-64 siempre me pareció tremendamente simpática.

One thought on “SoundBlaster para Spectrum. Bueno, casi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.