Revindicando al olvidado

2 Respuestas

  1. ANTONIO dice:

    Me fascinan tus reportajes sobre el Spectrum. Yo nunca tuve uno, ‘me cayó’ un Amstrad CPC- 464 que aproveché poco -y que aún conservo-. Recuerdo aquella época de los cassettes que cargaban por ejemplo el legendario Out Run, rebobinando el lector para cargar otro nivel del juego.Creo que hay o hubo emuladores de Spectrum y Amstrad para móviles, podiendo recuperar aquellas sensaciones. Enhorabuena por esta página. Entiendo que le dedicas tu tiempo por pura vocación y devoción a las máquinas precursoras de las que tenemos hoy en nuestros bolsillos.

  2. Leo Rojo dice:

    Gracias por lo que me toca. Emuladores hay de todo y para todos. Y sí, esto es por pura vocación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Mi reino por una espada

Si hay un género cinematográfico que despuntó al inicio de los años ochenta ese fue el de la espada y...

Cerrar