Remedio para el dolor de muelas

¿Qué puedes hacer tras regresar a casa después de que el dentista te haya extraído dos muelas pochas y te haya llenado la boca de puntos? Descartado el suicidio (al menos mientras la medicación y el hielo sigan funcionando pasado el efecto de la anestesia) puedes distraerte con videojuegos retro, que para el caso cumplen su función de manera bastante decorosa. Y más si se trata de videojuegos que aún no has probado.

Hasta ahora, no había visto Bruce Lee II más que nada por pereza. Las razones por las que siempre me ha dejado a cuadros la conversión de Bruce Lee en un clásico las expuse en su día en esta Leyenda. Aunque todavía eche una partida con él de vez en cuando, no sentía nada que me impulsase a probar esta secuela / remake lanzada gratuitamente en 2013, pero hay que reconocer que Bruce Lee II está bien y es gracioso en sus guiños al original. Cumple con lo que ha de esperarse de un buen remake: expande las características del juego al que homenajea y lo adapta a su uso en ordenadores modernos sin desvirtuar su esencia. Por otro lado, es una buena secuela de Bruce Lee, o al menos muestra lo que podría haber sido una buena secuela de él. Además, sigue teniendo un nivel de dificultad asequible. Para finalizar, puedes jugarlo con gráficos y sonidos propios del Amstrad CPC o del Commodore 64 a elegir desde el menú inicial. Se echa de menos la opción del Spectrum, que (incomprensiblemente) no existe, pero se acepta barco. Al menos permite dejar a un lado tus sufrimientos durante un rato antes de pasar a otra cosa.

3 thoughts on “Remedio para el dolor de muelas

  1. Pingback: Bitacoras.com
  2. No esta nada mal. jajaja. Es cierto que hubiera molado un modo spectrum, pero programar el color clash les hubiera costado sudor y lagrimas. xdddd

  3. No sé hasta qué punto le hubiese costado, pero no creo que sea tan difícil de simular. En todo caso su ausencia tampoco es para juzgar mal el juego, aunque algunos lo echemos ciertamente de menos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.