Origin Remixed

No me voy a explayar con la figura de Oleg Origin porque en esta web ya le he dedicado el espacio que se merece, especialmente aquí. El pasado febrero, este músico y fotógrafo residente en San Petersburgo se descolgó liberando su último juego. Metal Man Remixed es en realidad la tercera versión de un juego publicado inicialmente en una fecha tan lejana como 1997, luego sometido a un profundo lavado de cara para competir en la Retrogames Batlle 2014, donde se llevó de calle el primer premio con todo merecimiento.

Metal Man Remixed fue publicado en 2015 al objeto de promocionar / acompañar físicamente el libro ZX Spectrum: a visual compendium de Bitmap Books, pero es ahora cuando su autor lo libera en su web para disfrute gratuito del personal. Siendo tan solo un año más nuevo que su antecesor no cabría esperar demasiadas sorpresas, y lo cierto es que no las hay, al menos claramente tangibles hasta donde yo he podido ver tras jugar ambos programas durante un rato. Los cambios son principalmente cosméticos (nueva pantalla de carga, melodías) excepción hecha de un mejor ahorquillamiento de la dificultad, que en el anterior Metal Man oscilaba entre lo difícil y la locura y en este se rebaja de forma ostensible pero tampoco sin pasarse: sigue siendo un juego difícil, como queriendo rendir tributo a los viejos clásicos del Spectrum, pero menos.

Aunque no sea un juego totalmente nuevo sino más bien lo contrario, la “liberación” de Metal Man Remixed permite volver a fijarse en uno de los mejores programas lanzados para el Spectrum. No ya en lo que llevamos de siglo (a lo tonto casi veinte años), sino quizá en toda su historia. Si por casualidad nos habíamos olvidado de él o si alguien no lo conocía aún, aquí tenemos la ocasión perfecta para recuperarlo y disfrutar nuevamente con sus impresionantes gráficos y su depurada técnica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
La gatita de Horacio

En 2017 el Spectrum habrá cumplido 35 años, lo que representa una eternidad en términos informáticos pero tampoco mucho menos...

Cerrar