Mierdas Que Me Molaban Mil: Mailstrom

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Javi dice:

    A mi también me encantaba este juego, aunque no tenía ni puñetera idea de lo que tenía que hacer. Me dedicaba a dar vueltas por el escenario hasta que me aburría pero reconozco que los gráficos me parecían de lo más simpáticos.

  2. Leo Rojo dice:

    Tiene mucho de tira cómica, y es tal vez uno de sus puntos más destacables. Lo cierto es que la diferencia entre saber qué hacer y que no para progresar en él tampoco cambia mucho la percepción del juego: los cambios entre fases son tan poco perceptibles que, en realidad, casi da lo mismo no saber cómo jugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Estamos en el Feisbuk ese

Por fin El Spectrum Hoy ha abierto un chiringo en la red social por excelencia. Algunos dirán que ya era...

Cerrar