Micromanía (o de cómo me convertí en un “hardgamer”)

También te podría gustar...

9 Respuestas

  1. julian dice:

    hola!! yo tb coleccionaba las micromania y microhobby…uff!! q recuerdos!! luego m compre el amiga 500 q ya fue una pasada!! aunque el primero fue mi querido spectrum +2A, todavia lo conservo!! con su caja original!! incluso tengo el zx81!! saludos

  2. Xinclair dice:

    Pues mi asignación semanal solo me daba para el MicroHobby, pero yo es que era un loco que disfrutaba analizando los listados de Basic, y todo lo que fueran aspectos mas bien técnicos del maravilloso ZX. Conservo todos los números de MH muchos de los cuales (Números atrasados) los compré por correo.

    Ahora Micromanía es HobbyConsolas ¿No?

  3. josepzin dice:

    Recuerdo pasar por una librería grande del centro de Córdoba (Argentina) donde traían revistas del exterior, y cuando veía el monstruo tamaño periódico era un subidón de adrenalina tremendo!!! Por una parte la alegría de encontrar una revista nuevo y por otra el precio, que en esas epocas era una verdadera fortuna para mi apretadísimo presupuesto… así y todo creo que muchas veces me he privado de montones de cosas pero la MM me la compré 🙂

    Y por cierto, esas revistas llegaban a Argh. con unos 6 meses de atraso, asi que eran noticias “viejas”, pero para mi eran nuevas nuevitas! Todavía las tengo a todas guardadas, y espero que en buen estado.

  4. Payball dice:

    Es una maravilla escuchar a la gente de mi generación (mediados de los 70) hablar de Micromanía y de aquellos tiempos. No existía Internet ni nada parecido y toda la información se transmitía de boca a boca, de cinta a cinta. Tuve un +2 que le compraron a mi hermano con once años y después llegó el superior Amiga 500 de Commodore (tremendo maquinón) para dar paso posteriormente a los PCs actuales de última generación.
    Yo personalmente, depués de tanto años frente a una pantalla podéis llamarme nostálgico pero me quedo con mis emuladores de Spectrum y Amiga.
    Fueron unos tiempos difíciles pero cojonudos.

  5. tpkshark dice:

    ¡Menudos recuerdos! Las micromanías junto a los juegos de spectrum formaron parte de mi vida,de una infancia feliz que guardo con cariño.La verdad es que en aquella época nos conformabamos con poco,y eramos felices con lo que había.Anda que no disfruté con juegos de spectrum como el army moves,navy moves,operation wolf,afterburner,etc.
    Está demostrado que,si nos fueramos a vivir a la montaña con un spectrum que funcionase y un montón de cintas,disfrutaríamos casi lo mismo que entonces,lo digo porque hace 10 años,cuando ya mucha gente teníamos internet,pasé unas vacaciones en una masía sin internet,sin pc,y con un spectrum con juegos,y aunque jugabamos poco,nos lo pasamos bien.
    Quizá deberíamos valorar más lo que tenemos ahora:pcs con juegos buenísimos y un montón de emuladores,internet que nos ofrece todo,en fin, que somos unos privilegiados y no nos queremos dar cuenta…

  6. Leo Rojo dice:

    Gracias por el comentario. La verdad es que en caso de aislamiento, yo preferiría tener un PC con emulador antes que un Spectrum genuíno. Sí, quizás sea un sacrílego, y por partida cuádruple siendo yo el admin de una web sobre el Spectrum, pero es que el tormento de las cintas todavía estoy intentando olvidarlo xD.

  7. Marco dice:

    Era un apasionado de esta revista. Yo soy portugués y siempre compraba la revista. Lástima que no se vende, ni sé si está todavía en España. ¿Existe un sitio web oficial de la revista?

  8. Leo Rojo dice:

    Marco: Pues lamentablemente hace meses que dejó de publicarse y la web oficial de la revista echó el cierre, aunque hay rumores de que otra editorial podría reflotar el proyecto. La noticia no me sorprendió: casi nadie compra hoy revistas sobre videojuegos, tema del que es muy fácil obtener más (y muchas veces también mejor) información a través de Internet.

  1. 06/08/2012

    […] Fuente: Imagen […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Pequeño homenaje a una gran revista

Desde que me compré el Speccy, tuvieron que pasar algunos meses hasta decidirme a comprar alguna revistilla que lo tuviese...

Cerrar