Legostick

O mejor Zipbrik, tal como lo denomina su constructor Matthew Dolphin:

Apuesto a que si esta cucada funcionase de verdad, sería más robusta y confiable pese a su sencillez que cualquiera de los joysticks fabricados para el Spectrum. Yo me cargué tres en cinco años: dos Spectravideo (un Quickshot I y un II de esos con autodisparo) más un Amstrad cutrongo que adquirí por cuatro perras poco antes de deshacerme del Spectrum. Pueden creerme o no, pero esto lo afirma alguien que gusta de cuidar sus cosas, así que quienes no vivieron esa época ya se pueden hacer una idea de cómo eran entonces los controles de calidad…

La foto original se puede mirar (y admirar) en el blog de su autor, quien afirma que ya tienen otros «retro-proyectos» en mente con los que sacar partido a la gran cantidad de piezas de Lego que tiene en casa.

One thought on “Legostick

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.