James Cameron no inventó la tercera dimensión…

…como bien demuestra este curioso anuncio aparecido en la revista Muy Interesante de junio de 1984, donde se incluía un extenso reportaje sobre el asunto ese de las 3D y su aplicación al cine y la TV. En 1984, insisto.

Publicidad en 3D antañil

En realidad, y al menos en lo que respecta al cine, el rollo de las 3D tiene sus orígenes en el propio cine, como bien podréis averiguar leyendo este resumido texto.

¡Qué tiempos aquellos de las gafas de cartulina! Por cierto: ¿alguien conseguía ver algo en tres dimensiones? Y me refiero a conseguirlo sin estar borracho ni fumao, ojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.