Homenajes y tributos

4 responses

  1. Toni Galvez dice:

    “Os ordeno que vengais” que gran articulo amigo. Yo no creo que me acabe nunca este juego, pero si que lo jugare para correr delante del abad jejeje.

  2. Leo Rojo dice:

    Juas!! ¿Convertir este juego en uno de olimpiadas? Mola 😛

  3. Hoz3 dice:

    Me ha gustado mucho tu artículo y comparto en gran medida todo lo que expones. Creo que el juego se ganó el halo de obra maestra ya en esta época de veneración de lo retro más que en aquellos años de la edad dorada, y como tú muy bien dices, habría que homenajear a su autor antes que al juego ya que el enigma que siempre le rodeó más su triste desenlace, sea lo que tal vez hay hecho encumbrar al juego primero como obra de culto, y hoy día como auténtico clásico referente.

  4. Leo Rojo dice:

    Gracias por lo que me toca. Salvando las distancias, a Paco Menéndez le ocurre un poco como a John Kennedy: si no se hubiese muerto antes de hora, su legado no se habría mitificado hasta el nivel en que lo está hoy. Otra cosa es el personaje, fascinante desde cualquier punto de vista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Chica en cueros

Nunca he ocultado mis simpatías hacia el Z88, último ordenador comercializado por Clive Sinclair. Como si tuviese ansias de revancha...

Cerrar