¡Fuego!

A primeros de año, la publicación de Parachute y War Stars en el Spectrum (comentadas por quien suscribe aquí) hizo que todo el mundo echase la vista atrás para recordar las Game & Watch de Nintendo, volviendo a ponerlas de moda entre los fans de los ordenadores clásicos. Tanto que, transcurridas apenas unas semanas desde el lanzamiento de aquellos dos juegos, un tal Nick Sherman se apresuró a lanzar la conversión de Fire!, otra de las Game & Watch más famosas del catálogo de la Gran N, solo que esta vez para el Commodore 64.

Hacía tiempo que no comentaba ningún juego destinado a este ordenador por el que siento un cariño especial. Y esta es la ocasión perfecta sobre todo si, como yo, no dispones de mucho tiempo para nada que no sea currar, pagar facturas y cuidar a tus mascotas: la sencillez de Fire! es tal que basta la pantalla inicial y la frase escrita en su parte inferior para describir el juego en toda su magnitud.

Y conste que la palabra «magnitud» se emplea adrede, con todo lo que ello implica. Porque como ya se habrán imaginado, la sencillez del programa es inversamente proporcional a todo lo que es capaz de ofrecer, especialmente en cuanto a diversión. Como buena Game & Watch (aunque se encuentre «embutida» en un ordenador), resulta perfecta para un buen rato de ocio sin complicaciones innecesarias como largos periodos de aprendizaje. Esto no es como jugar al NBA 2K en una Play, y pese a no resultar tan espectacular, también tiene sus ventajas.

El juego, además, está bien hecho en el sentido de que aúna el aprovechamiento de las magníficas prestaciones que un C64 es capaz de ofrecer con el respeto a la maquinita original, aunque mientas lo probaba no podía evitar cierta sensación extraña al pensar que el Spectrum, ordenador mucho más simple y modesto, se adapta mejor a esta clase de estofados como ya pudo comprobarse con Parachute, que de algún modo aprovecha las limitaciones del Speccy (sobre todo en cuanto al manejo de gráficos en color) para darnos la impresión de estar jugando con una auténtica Game & Watch.

Fire! se puede descargar gratuitamente aquí. No es la primera vez que el universo de las Game & Watch se representa en las tripas del Commodore 64: hace algunos años, el caricaturista Karl Hörnell publicó Scuttle Butt, una divertidísima gamberrada que también sería llevada al Spectrum de forma muy sobresaliente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.