Fin de fiesta

Cantaban Modulos que todo tiene su fin y es cierto. Incluyendo años como 2012, marcado por el trigésimo aniversario del Spectrum (y del Commodore 64) del mismo modo que 2013 lo estará por el del MSX y el ya más lejano 2014 por el del CPC. Puede decirse sin temor a equívocos que el año que ahora finaliza ha sido bastante bueno para todo lo relacionado con la informática clásica, tal vez el mejor del último lustro o lustro y medio: a la repercusión obtenida en los medios generalistas gracias a los cumpleaños antes citados, se unen llamativas y efervescentes novedades (juegos, hardware e incluso libros) junto al regreso de RetroMadrid por la puerta grande. 2012, que iba a ser el año del Apocalipsis (vista la evolución de la crisis tampoco es que haya estado muy lejos de serlo), ha terminado siendo digno de recuerdo al menos en lo que atañe a nuestro pequeño mundo.

Ya veremos lo que nos trae 2013, pero dejando aparte el calendario que se ha currado Ignacio Prini para conmemorar los treinta años del MSX, no pinta nada mal. Ojalá: ya que el mundo se desmorona a nuestro alrededor por efecto de las tres erres (recesión económica, rescates bancarios y recortes al Estado del bienestar), al menos que podamos seguir matando el tiempo con cosas como Txupinazo, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.