Espejito espejito…

Que nadie se asuste, que no vamos a hablar del fistro protagonizado por la hija de Phil Collins, sino de la lista con los diez ordenadores más sexis de la historia confeccionada por The Registrer, uno de los medios de información más veteranos de Internet (lleva funcionando desde 1994). Como ustedes ya habrán podido intuir, el Spectrum se lleva el premio gordo a pachas con su antecesor y hermano, el ZX-81.

El Spectrum, además de sexy, también puede resultar sabroso.

Resulta curioso observar cómo actúa en paso del tiempo en según qué casos. Cuando los primeros Spectrum desembarcaron en las tiendas allá por 1982, su aspecto “de juguete” provocó reacciones que casi siempre oscilaban entre la burla, la mofa y el escarnio. Nadie se tomaba en serio un cacharro digno de figurar con todos los honores en un gag de los Monty Phyton, pese a su sorprendente éxito, y quien más o quien menos andaba loco por darle un look más próximo al de un ordenador de verdad, preferentemente comprando un teclado profesional de los muchos que enseguida se vendieron para suplir las numerosas deficiencias del original.

Hasta la propia Sinclair tomó buena nota y dos años más tarde relanzaba su producto estrella con una carcasa que, esta vez sí, era propia de un ordenador en condiciones. Pero insistimos en que el mundo es un lugar muy curioso: hoy el Gomas, ese primer Spectrum del que todo el mundo se reía, figura con todos los honores en el hall of fame del diseño industrial y muchos de sus antiguos propietarios lo recuerdan con una mezcla de simpatía y cariño. No vamos a discutir las virtudes del diseño obrado por Rick Dickinson, que (reconozcámoslo) se ajustaba como un guante a las demandas de Clive Sinclair; pero si yo tuviera que escoger el Spectrum más bonito jamás fabricado me decantaría sin dudarlo por el +128, muy influenciado en su aspecto por el QL (otro ordenador estéticamente precioso) y también obra de Dickinson.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.