En homenaje al pulpo Paul…

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Yo recordaré por algún tiempo el partido de la final, que parecía más un torneo de Karate que cualquier otra cosa.
    Habían patadas voladoras que ni el poderoso Chuck Norris!

  2. josepzin dice:

    “que demostró tener más habilidad para predecir el futuro que Nostradamus”
    Jjajajajaja!! muy bueno, muy bueno!

  3. Leo Rojo dice:

    José Andrés: La primera parte de esa final se podrá usar en los gimnasios para enseñar artes marciales, del mismo modo que la policía de Bangkok utilizó durante años la peli de Harry el Sucio para adiestrar a los novatos en la academia. Y no, no es broma.

    Al menos el partido lo ganó quien lo tenía que ganar. Y de forma hiriente además, con un golazo en las postrimerías de la prórroga cuando los holandeses ya celebraban la tanda de penalties. Se jodan, hala xD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Dejad que los simuladores de vuelo se acerquen a mí

Volar fue un sueño perseguido por el ser humano desde el principio de la historia, pero sólo se hizo realidad...

Cerrar