El Spectrum del siglo XXI

Por CPM00000

Empecé en el mundo Sinclair con un Timex-Sinclair 1000 que aún funciona perfectamente, incluso la famosa memoria externa y su peculiar teclado. A continuación pasé a un Spectrum + al que martiricé hasta que apareció el Plus 3. Cuando me compre el PC echaba mucho de menos mis queridos ordenadores y de vez en cuando los enchufaba y me pasaba las tardes enteras con ellos. Aprendí a mimarlos, a repararlos y los tengo en estado de revista, a ellos y a dos 48K “gomas”, un QL y un +2 que pasaba por allí.

Curiosa foto extraída de la web Zona de Pruebas (2011).

Con el tiempo y debido a la falta de repuestos y los “números” que hay que hacer para conseguirlos, los he ido dejando en la vitrina a favor del PC pero no los he abandonado.

Ni mucho menos.

Desde que descubrí el primer emulador de Spectrum que publicó la revista Micromanía (y español para más señas) he ido profundizando en ellos. Hoy sigo con mi PC, un flamante AMD XP de muchíiiiisimos megahercios y ni se sabe de disco duro, equipado con la última tecnología y Windows 2000. Pero mi PC tiene una diferencia importante con el resto. Cuando arranca aparece un menú. En ese menú puede leerse lo siguiente:

1        Sinclair ZX81/Timex-Sinclair 1000

2        ZX Spectrum (Seleccionar modelo en el siguiente menú)

3        Sinclair QL

4        Windows 2000

Pues sí, aunque parezca increíble, mi carísimo PC, si yo quiero, se comporta como un modesto ordenador de los años 80. He aprendido a aprovechar las cualidades de mi PC para darle a los emuladores más memoria, disco duro, CD, sonido y lo que se quiera. Trabajo con Tasword Plus Three en un Spectrum con 1024K de RAM y un “disco duro” de un gigabyte y que no me hablen de Word 2003 y tonterías similares.

Desgraciadamente hoy en día no podemos comprar Spectrum nuevos y esto ha dado origen a una situación curiosa: el PC es el Spectrum del siglo XXI y de nosotros depende que lo siga siendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Deportes extraños (segunda parte)

(Viene de la primera parte). Rock ´n´ Wrestle Melbourne House fue una compañía de software que durante su existencia logró...

Cerrar