Duelo a muerte en OK Corral, o casi

También te podría gustar...

5 Respuestas

  1. OscarBraindeaD dice:

    Ah! qué recuerdos, el Gunfrighht, 25 alos ya… qué barbaridad. Para mí, uno de los mejores de Ultimate, junto al AticAtac. Aún hoy echo alguna partidita en el emulador de spectrum de Wiz y es un juego que, al menos a mí, me gustó y me gusta bastante, mucho más que Nightshade.
    Gracias por los artículos!
    Salud

  2. Leo Rojo dice:

    Gracias a tí por por el comentario, Óscar.

  3. Mario Jimenez dice:

    Qué tal Leo, te vuelvo a escribir desde Filipinas.
    Una pregunta desde la ignorancia. Por qué tiene tan mala fama el NightShade , quiero decir, hay tanta diferencia con juegos como el Firelord? Insisto que es una pregunta desde la ignorancia. El caso es que tengo un especial cariño a este juego, quizás porque fue el primero que vi en una revista, antes incluso de comprar mi primer ordenador, quizás por ese halo de misterio y terror con el que querían envolver al juego… No sé, el caso es que nunca me pareció tan malo como para la mala presa que tiene… Estoy hablando de la versión amstrad que es la que conozco.
    Eso sí, de este tipo de juegos, mi favorito es Head over heles…
    Un abrazo
    Mario Jimenez

  4. Leo Rojo dice:

    Mario: La gracia de Nightshade estaba en la técnica empleada para programarlo y en la gran ambientación conseguida. Eso lograba que te enganchases al juego durante unos días, y más para un tío como yo, al que le mola casi todo lo que huela a medieval. Pero la realidad es que al poco te dabas cuenta de lo aburrido que era… Todo se resumía en patear las calles del pueblo y rezar para toparte con los objetivos principales del juego. Rezar, digo, porque no había pistas que te indicasen dónde tenías que buscar. Nosotros en casa sacábamos fotocopias del mapa del juego y marcábamos con una “x” los puntos de interés cuando jugábamos para tenerlos localizados en cada partida, pero seguía siendo un tedio. Firelord es desde el principio mucho más divertido por cuanto, al menos, sabes cómo tienes que realizar tu misión y dónde se encuentran los puntos más importantes de ésta.

    En Gunfright esos defectos se corrigieron, con un mapa mucho más pequeño (lo que se traduce en mayores dosis de acción, porque todo queda mucho más a mano) y unos simpáticos “chivatos” saltarines que te indican dónde buscar al bandido de turno.

    Un fuerte abrazo hasta las Filipinas 🙂
    Leo.

  5. Mario Jimenez dice:

    Efectivamente te doy la razón. A mí también me encanta todo lo medieval y más si está rodeado de misterio. Y aunque por motivos sentimentales no puedo ser objetivo con este juego, estás en lo cierto, todo consistía en que no te mataran hasta que a los “jefes”, les diera por aparecer. Ahora, es lo que tú dices, el juego estéticamente era muy bonito. Fue la base del desarrollo de muchos otros juegos de este tipo. De hecho creo que Paco Menéndez se inspiró en este tipo de juegos para crear la gran “abadía del crimen” .
    Lo que habría sido maravilloso es en que en vez de crear el Gunfright, o mejor dicho, junto a este, se hubiera desarrollado un Nightshade II con la ambientación del Nightshade y las mejoras del Gunfright. Bueno, hay mucha gente que sigue desarrollando juegos de “8 Bits” quizás les puede servir de idea…

    Un fuerte abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Una imagen vale más que mil palabras

O que medio millón de mineros locos: Gracias a Ignacio Prini, más conocido por algunos como Neil Parsons, he tenido...

Cerrar