Diez años de ULA (plus)

Tal como aclara el título del post, el proyecto ULAplus cumple una década de vida en 2019. Nació como desarrollo para expandir las capacidades gráficas del Spectrum, con la idea de implantarlo inicialmente sobre emuladores. Posteriormente sería incluido en máquinas como ZX-Uno o el Spectrum Vega, hasta que en 2017 se comercializó un interfaz que permitía utilizarlo en un Spectrum real. Construido sobre la base de una Raspberry Pi, aunque funcionaba muy bien recibió críticas por culpa de su elevado precio. Salía más a cuenta adquirir una Raspberry propiamente dicha e instalar cualquier emulador de Spectrum, sin menoscabo de poder usarla, además, para cualquiera de las tropocientas mil cosas de que esta maravilla es capaz.

El chip ULA, o «la ULA«, como se conoce familiarmente por el significado de sus siglas en inglés (unidad lógica no comprometida) nació en 1981 producto de un encargo realizado por Sinclair Research a la empresa Ferranti, para crear un circuito integrado multipropósito con el que mejorar y abaratar el proceso de fabricación del inminente ZX-81. Encargándose de funciones tan variadas como «dibujar» la pantalla, leer las pulsaciones del teclado o controlar periféricos, el chip tenía un diseño muy ingenioso que lo hacía al mismo tiempo potente y barato, permitiendo la sustitución de 16 componentes montados en el ZX-80. Esto habilitó a Sinclair para vender el «81» con un precio sensiblemente menor al de su antecesor.

Con el Spectrum y sus nuevas prestaciones de color y sonido (que por supuesto controlaba), la ULA alcanzaría su máximo desarrollo y esplendor; tanto es así que aquella larga «cucaracha» de cuarenta patas se convertiría en uno de los elementos distintivos del ordenador a nivel de hardware. Era el verdadero corazón del ordenador, y conforme el Spectrum fue evolucionando al correr de los años, la ULA lo hizo con él, siendo fabricada en diversas versiones para modelos tanto de 48 como de 128 Kb. ULAplus no deja de ser otra evolución de la ULA del Spectrum para permitir hasta 64 colores simultáneos en pantalla. Pero lo hace respetando la base del hardware original: describiéndolo de forma muy burda, no añade colores nuevos a la paleta gráfica del Spectrum sino que «juega» con ellos para mostrarlos con diversos grados de tonalidad y resolución.

Dos imágenes de Ninjajar! de Mojon Twins. Arriba el juego original; abajo, con una paleta ULAplus para que parezca un juego de Game Boy.

Personalmente nunca he sido muy fan de inventos como este, ya que desvirtúan la esencia de la máquina, con sus pros y sus contras, así como también los méritos de quienes programan o han programado para ella. No es lo mismo conseguir lo que Dave Perry y Nick Bruty lograron con su videojuego de las Tortugas Ninja que añadir una paleta de color «inventada» sobre un juego ya hecho, aprovechando un «añadido» ajeno al ordenador. Se trata de una opinión que ya expresé hace años en relación al emulador Spec256.

Pero el caso es que la ULAplus está ahí, existe y es mayoritariamente aceptada por la nutrida comunidad de aficionados al Spectrum. Por todo ello cabe reseñar su décimo aniversario, que alguien ha decidido celebrar a lo grande colgando en Internet un paquete de trescientos juegos compatibles con ULAplus. El susodicho paquete es tan completo que no sólo incluye un emulador y un conjunto de paletas gráficas específicas, sino también herramientas para diseñar nuestros propios sets gráficos o editar los ya existentes. Ni que decir tiene que como celebración esta muy bien, y si el resultado de jugar con la ULAplus no nos convence, siempre podemos hacerlo con ella desactivada y disfrutar con el peculiar colorido del Spectrum y su ULA «de toda la vida».

,

2 thoughts on “Diez años de ULA (plus)

  1. Leo,

    6 entradas en los últimos 30 días, y todas mu interesantes, especialmente ésta sobre la ULAplus. Me gusta mucho este ritmo de publicaciones. A ver si lo puedes mantener. Tus lectores te lo agradecemos

  2. Muchas gracias. Comentarios como el tuyo animan precisamente a mantener ese ritmo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.