Deportes extraños (primera parte)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Deportes extraños (microintro)

Nadie pone en duda que el Spectrum fue un ordenador muy deportista. A lo largo de su longeva existencia, nuestro...

Cerrar