De repente, el último verano

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Abel dice:

    Somos de la misma quinta, prácticamente. Tú te “licenciaste” de la EGB en el 88 y yo en el 89.

    Estoy leyendo tus artículos y estoy flipando con los recuerdos que me inspiran todas esas imágenes. Pero esa portada de la MM con Turbo Girl… dios, qué buenos momentos pasé con esa revista en aquellos momentos de púber despertar… 😀

    Me da mucha pena no haber conservado todo aquel material, incluido mi Spectrum+ de Inves…

    Por cierto, he llegado a tu página tras buscar pokes para el “Elecciones Generales”, que tenía un asuntillo pendiente con él, jeje. Y es frustrante ver como ni siquiera el dinero infinito te da la más mínima esperanza de ganar… Como simulación de aquel año electoral no estaba mal, pero ahora la cosa creo que cambiaría bastante… :-/

    Un gran trabajo el tuyo, ¿eh? Aún voy por el año 2008, pero hay que decir que mola mucho ver a alguien capaz de volver la vista atrás y escribir sobre ello. 🙂

  2. Leo Rojo dice:

    Se agradecen los cumplidos. Elecciones Generales es un juego estupendo, pero hay que planteárselo con la idea de disfrutarlo sin más. Su gracia reside ahí. Ganar las elecciones se antoja imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Mejorando lo presente

Hará cosa de un año confesé sin tapujos en un editorial mi pasión por DOOM,  uno de mis videojuegos favoritos...

Cerrar