¿Clive Townsend talifán de la Cannon?

Esta tarde, mientras ojeaba este artículo de Las Horas Perdidas, me he encontrado con esto:

El cartel pertenece a Revenge of the Ninja, mugrienta película de 1983 producida por la mítica Cannon Films (si por casualidad no conocéis nada de esta gloriosa productora siempre podéis pinchar aquí). El caso es que nada más ver el cartel me ha venido a la memoria esto otro:

El parecido es más que razonable, y es evidente que de casual tiene más bien poco…

Desconozco si la pantalla de carga de Saboteur! (1986) la realizó el propio Clive Townsend o bien otro currante de Durell; pero de todas formas, y aunque fuese un “homenaje” al más puro estilo Brian De Palma, mola pensar que a los chicos de Durell se les ponía palote con las pelis de la Cannon, y más exactamente con las pelis de ninjas de la Cannon. El frikismo, a fin de cuentas, es cosa que viene de antiguo, al contrario de lo que muchos creen.

Ya sólo me falta encontrar referencias al cine de Juan Piquer Simón en algún videojuego español de los 80. Por cierto: hablando del rey de Roma, a ver si alguien recoge el guante y se curra un juego de Speccy inspirado en Supersonic Man. Que ya va siendo hora, vamos digo yo.

Y es que Supersonic Man lo tiene todo para merecerse un videojuego: un director casposo, un protagonista con bigotón, estilismo hortera, efectos especiales de saldo y, como dijo en su día el gran Viruete, la mejor canción de la historia de la humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Celebrando (también) el cumple de Pac-Man

Porque este finde pasado la genial criatura de Toru Iwatani llegó a treintañera, en El Spectrum Hoy había que celebrarlo...

Cerrar