Año nuevo, nuevo aspecto

Vale, quizás no tanto porque, en el momento de escribir esto, aún faltan unos días para que 2014 sea una realidad. Pero lo que sí es real, y desde ya, es el cambio de look de El Spectrum Hoy, gracias a una plantilla completamente nueva. La antigua tenía más de cuatro años, y aunque en su momento recibió muy buenas críticas por su sobriedad y elegancia, ya se había quedado un poco vieja al estar diseñada para un entorno en el que todavía era común utilizar ordenadores de sobremesa con monitores cuya resolución andaba en torno a los 1024 x 768 píxeles en formato 4:3.

“El vendedor me dijo que era el último grito en tecnología. Parecía un tipo honrao”.

Cuatro años son un mundo tratándose de informática e Internet. Hoy, salvando excepciones como la de los hardgamers más obsesivos, casi todos los que se zambullen en Internet usando un ordenador lo hacen mediante portátiles con pantalla panorámica cuyas resoluciones pueden alcanzar los 1600 x 900 puntos e incluso más. En tales circunstancias, con la plantilla antigua la web se veía algo pequeña y recargada, con una letra “apretujada” que incomodaba cuando se llevaba algún tiempo leyendo. Para colmo el diseño interno también resultaba un poco anticuado y cualquier modificación significaba tener que parchear picando código directamente sobre la plantilla, lo que no garantizaba buenos resultados en cualquier circunstancia. Era hora de plantearse algo distinto, adaptándose a los tiempos que corren pero sin perder la esencia de lo que ha sido este tinglao desde que abandonó el mundo del HTML y Frontpage para dar el salto a la web 2.0 esa.

Últimamente, acceder a la web y recordar esta foto de Clark Gable era todo uno.

Dicho y hecho. El nuevo diseño modifica El Espectrum Hoy para otorgarle un aspecto más limpio y más cómodo de leer, pero tampoco sin cambios radicales. Y desde luego sin esos excesos que caracterizan muchas páginas actuales, alejándome de esa moda que parece imperar en la Red de sites llenos de florituras, algo que personalmente no acabo de entender. Ahora sólo queda que vosotros lo disfrutéis, porque a fin de cuentas para eso está accesible a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.