Al fin, por fin, el fin

Y llegó 2012. El año del Ragnarok, el del Fin de los Días, del Apokalipsis y del Milenarismo, que no mileurismo:

También para el Spectrum, que en este año que acaba de empezar cumplirá tres décadas en medio de lo que se adivina como una vorágine festiva como pocas veces se ha visto en los círculos retroinformáticos, marcados por el regreso de RetroMadrid  luego de un año “sabático”. Gran noticia que seguramente no le será ajena al pequeño invento del Tito Clive, que se prepara para alcanzar la treintena  en un estado de forma que es la envidia de sus coetáneos y antiguos adversarios. Vayan ustedes agarrándose al asiento, que 2012 promete emociones fuertes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Campana y se acabó

Fin de ciclo para 2011, que termina con un buen sabor de boca para los fans del Spectrum, aunque con...

Cerrar