A falta de pan, buena es una entrevista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
“¿Segundas partes nunca fueron buenas? ¡Y un cojón!”

A buen seguro esto (o algo parecido) es lo que muchos debieron pensar tras probar Dynamite Dan II. Pocas veces...

Cerrar