35 años de Spectrum

Pues eso:  como cada 23 de abril no solo toca conmemorar el fallecimiento de William Shakespeare. Y el de Cervantes, ya puestos, aunque ninguno de los dos muriese realmente tal día. No todo va a ser celebrar aniversarios luctuosos. Un poco de alegría tampoco viene mal, y en este caso el toque alegre lo pone el cumpleaños del Spectrum, que alcanza las 35 primaveras en un estado de forma envidiable, ajeno a la mayoría de sus coetáneos excepto quizás el Commodore 64, lanzado casi al mismo tiempo en el mismo año de 1982.

Poco más cabe decir respecto a un aniversario sobre el cual ya escribí bastante con ocasión del treinta aniversario de la máquina, cuyo texto resulta perfectamente válido para esta ocasión. Ya solo queda pasar el día celebrándolo como merece. Por cierto que el bonito Spectrum plateado de la foto (en realidad una carcasa, útil por ejemplo para incorporarle una placa emuladora) se puede adquirir aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
El Uno, el Dos y el Tres: la hora de los locos

Viene de la primera parte. Nadie sabe a ciencia cierta de dónde partió la idea (más bien locura) de trasladar...

Cerrar