¿Qué ocurre cuando se unen gusto por la música y por la chatarra?

La mayoría seguramente estaréis pensando en una variante del síndrome de Diógenes, pero no. Aunque no vais del todo descaminados, también puede ocurrir esto:

Por su aspecto, Fela Borbone podría pasar por una especie de Morrissey disfuncional, pero el tío va mucho más allá: Fela se dedica a fabricar instrumentos musicales partiendo de lo que se encuentra en contenedores de basura. Y entre todo lo que ha montado destaca especialmente el Mierdofón, un singular robot músico y percusionista controlado mediante un vetusto Amstrad CPC 6128 que él mismo programa. Viendo a su creador en concierto uno duda si definirlo como un genio, un cachondo o un tarado, aunque seguramente sea las tres cosas a la vez:

Echadle un vistazo a este otro video si queréis que Fela os explique con algo más de detalle cómo funciona su obra maestra:

Por lo que a mí respecta lo tengo claro: si algún organizador de RetroMadrid, Retroencounter o el Game Fest está leyendo esto, por favor que contacte ya mismo con este sujeto para ofrecerle un concierto. No pienso perdérmelo por nada del mundo.

Ya puestos, domo arigatou a Krakman Ika y gracias a Luisma Relight por descubrirme la existencia de tamaña deidad.

2 thoughts on “¿Qué ocurre cuando se unen gusto por la música y por la chatarra?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.