¡Vota para llevar los videojuegos al Smithsonian!

El legendario Smithsonian American Art Museum tiene previsto organizar para inicios de 2012 una gran exposición dedicada en exclusiva a los videojuegos. The Art of Video Games recogerá la evolución de un modelo de ocio que, partiendo desde sus modestos inicios, ha terminado convirtiéndose en la mayor industria audiovisual del planeta. Como el cine en otros tiempos, desde que el primer videojuego comercial fue lanzado a la palestra en 1972 ha habido hueco para grandes fiascos y grandes obras de arte, a las que el Smithsonian desea rendir cumplido tributo.

Por si esto fuera poco, los responsables del museo han abierto una página web a través de la cual los usuarios pueden elegir los mejores juegos de todos los tiempos, que ocuparán el lugar más destacado de la muestra. Como era de esperar, la web no permite libertad absoluta para que una persona decida a quién destinar su voto, ya que ha de elegir partiendo de una selección previa de juegos y sistemas. Al ser este un tinglado organizado por yanquis imaginaba una presencia testimonial de Europa y sus computadoras, eso si la tenían, claro. Y mi calenturienta imaginación no me ha fallado, aunque me ha sorprendido encontrar el Paradroid de Andrew Braybrook seleccionado en lugar de otros juegos de su época que me parecen mejores. Obviamente  no hay ninguna referencia al origen europeo (concretamente británico) de un juego que se diseñó para el americano Commodore 64, pero menos es nada. También anda por ahí el Banjo Kazooie realizado por Rare para la Nintendo 64, pero sin embargo Golden Eye ni está ni se le espera.

En fin, lo habitual en este tipo de saraos, donde para bien o para mal no hay hueco para todo lo que nos gustaría encontrar. Bien es cierto que la selección se podría haber refinado un poquitín más, porque del Spectrum y sus juegos ni la sombra, oigan. A fin de cuentas ¿no dicen que vivimos en un mundo globalizado? El Spectrum no es precisamente una rara avis que no conozca ni el Tato. Se trata de uno de los ordenadores personales más vendidos y populares de siempre, que en la década de los ochenta permitió al grueso de la clase media europea sumarse al carro del futuro representado por la informática.

Con semejante visión del mundo, no debe extrañarnos que el Smithsonian haya pasado del Spectrum como de la mierda.

2 responses

  1. AkaTsuko dice:

    El reconocimiento del fósforo verde, los soniquetes chirriantes y demás, tendrá que esperar un poco, a que el pixel gordo y la simpleza visual se ponga de moda en plan minimalismo. El arte funciona así, menudos caprichosos que son, y han sido siempre.

    De todas formas yo comprendo un poco que cosas como Golden Eye no entren así de buenas en un museo, ya que pretende er una selección visual. Los escenarios fantásticos con diseños imaginativos se prefieren a las aburridas fases de oficinas del F.E.A.R. por ejemplo. ¿Qué diferencia arística puede haber entre el barco de Metal Gear Solid 2 y el de Splinter Cell 3? Los del Smithsonian se pirran por el trabajo que atañe a pintores, diseñadores en este caso, más que por el arte de programar inteligencias artificiales.

  2. Leo Rojo dice:

    Vale, pero yo hecho de menos cosas como Head over Heels, que no sólo es una pasada desde el punto de vista programativo, sino también artístico.

    Si vas a organizar una exposición que trate sobre el arte en los videojuegos a escala global lo suyo es que tengas en cuenta el conjunto de la historia de los videojuegos, no solo una parte de ella. Y más si luego montas una votación a gran escala en Internet que es un medio de comunicación global. Para quedarte a medias mejor nombras la expo como “The Art of American & Japanese videogames” y quedas mejor, aparte de que la gente “de fuera” ya sabe a lo que atenerse.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer entrada anterior
Duelo a muerte en OK Corral, o casi

Para Ultimate Play The Game 1986 empezó bajo el signo de la incertidumbre, tras un 1985 marcado por altibajos y...

Cerrar